El Labrador Retriever es uno de los perros más queridos de todos, y es que son criaturas entrañables y de gran corazón. A los labradores les encanta recibir atención y ser abrazados por todo el mundo, en especial por los niños.

Aunque los Labradores Retriever son perros muy saludables que no suelen enfermar, existen algunas enfermedades propias de la raza y patologías del tipo hereditarias que hay que conocer y tener en cuenta para tener mejor conocimiento de la vida de tu mascota.

Problemas oculares

Algunos labradores sufren de problemas en los ojos. Las patologías que podrían llegar a desarrollar son las taras oculares, cataratas y atrófia progresiva de la retina. Son enfermedades hereditarias que deterioran el sistema de visión del perro. Problemas como las cataratas son importantes de corregir a tiempo pues pueden empeorar a tal grado que produzca glaucoma, uveítis o luxación. Hasta pueden sufrir una ceguera total si no se tratase. Existe tratamiento para corregirlas o hasta cirugías para eliminarlas, por completo, dependiendo del caso.

La displasia de retina es una deformación que puede causar desde reducción del campo visual hasta ceguera total, siendo esta enfermedad una condición intratable. Es importante que consultes antes con tu veterinaria porque muchas enfermedades oculares no se pueden curar, pero sí retrasar con un buen tratamiento y con la inclusión de alimentos y productos con propiedades antioxidantes.

Miopatía de la cola

Esta patología, que puede asustar a muchos dueños de Labradores Retriever, también es conocida como «cola húmeda» y se suele dar en los labradores, pero no es exclusiva de esta raza. La miopatía en esta zona se caracteriza por ser una parálisis flácida de la cola.

La miopatía puede darse cuando un can es sobre entrenado o estimulado físicamente. También cuando, por ejemplo, se les lleva en viaje largo dentro de un kennel o en el caso de darse baños en aguas muy frías. El perro siente dolor al ser tocado en el área y es importante dar descanso y tratamiento antiflamatorio para recuperar todas sus facultades.

Distrofia muscular

Las distrofias musculares son enfermedades hereditarias. Son problemas que se presentan en los tejidos musculares, deficiencias y alteraciones en la proteína distrofia, que es la que se encarga de mantener en correcto estado a las membranas musculares.

Esta condición en los perros se encuentra más en los machos que en las hembras, y los síntomas como rigidez, debilidad al andar, rechazo al ejercicio, aumento del grosor de la lengua, babeo excesivo y otros, se pueden ver desde la décima semana de vida del labrador, cuando todavía es un cachorro. Síntomas de gravedad sería si presenta dificultad para respirar y espasmos musculares.

No existe un tratamiento como tal para curar esta enfermedad, pero los veterinarios expertos en el tema están trabajando para encontrar una cura, y han realizado estudios donde al parecer la distrofia muscular podría, en un futuro, tratarse con la administración de células madre.

Displasia

Esta es una de las enfermedades más comunes entre los Labrador Retriever. Es una condición totalmente hereditaria y suele transmitirse de padres a hijos. Existen varios tipos de displasia, pero las más habituales son la displasia de cadera y la displasia de codo. Sucede cuando las articulaciones no se desarrollan correctamente causando, en muchos casos la degeneración, el desgaste en los cartílagos y disfunción.

Aquellos perros que presenten dolores, regueras en las patas traseras o lesiones (primarias o secundarias) en uno o los dos codos, se les deberá realizar un correcto análisis físico y una radiografía para determinar si sufre de alguna displasia y en qué fase de la enfermedad se encuentra. El tratamiento base son los antinflamatorios y el descanso, pero si es un caso muy avanzado, se podría realizar una cirugía.

Este artículo es meramente informativo, en Pets World Magazine no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Fuente: ExpertoAnimal.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here