¿Desde cuándo inicia el amor por los animales?

Realmente eso es algo que llevo desde que nací. Desde que tengo uso de razón, recuerdo haber siempre tenido alguna mascota en mi vida y criado muchas de ellas, tales como reptiles, roedores, aves, caballos, hasta gatos y perros, lo que me hizo descubrir que yo necesitaba ser veterinaria para poder darles una buena atención y curarlos cuando estaban enfermitos.

¿Qué les motivó a abrir Von Fuster?

Durante más de 20 años, he estado trabajando de mi profesión, haciéndome de una gran cantidad de clientes y pacientes para quienes (siendo que el tráfico en Panamá está cada vez más imposible),  mi sobrina Melanie, quien es como una hija para mí, muy emprendedora, moderna y muy actualizada con éste mundo en el que vivimos, impulsó la idea de tener en un mismo sitio, todo lo necesario para poder brindarles una mejor atención que reuniera un  servicio completo. Es así como nace la veterinaria, Von Fuster.

¿Qué tiempo lleva con el criadero y con qué razas?

Llevo más de 20 años con mi criadero Von Fuster, del cual he sacado muchísimos campeones nacionales e internacionales y en el cual ahora tengo varias razas en co-propiedad con mi sobrina Melanie Vargas.

Entre las razas que  criamos en la actualidad, tenemos, Yorkshire Terrier, Pomerania, Labrador Retriever, Bulldog franceses, Chihuahuas y Schnauzer.

¿Cómo es la raza Labrador Retriever?

Es una raza muy noble. Son muy dóciles, amigable, muy inteligentes, aprenden rápidamente, les encanta el agua y acompañar a sus dueños a la playa, les encanta la compañía del ser humano, son muy pacientes, los recomiendo mucho hasta para tener en casa con niños. De hecho, por ser tan inteligentes, es una de las primeras razas que entrenan para acompañar y servir de apoyo a personas con discapacidades.

¿Cuánto hace que es veterinaria Dra. Raquel?

Me gradué exactamente en el año de 1996, por lo que ya tengo 22 años ejerciendo mi profesión. Creo que soy de las pocas personas que se siente realizada, por haber estudiado lo que realmente quise, por poder tener la oportunidad de ejercerla y por haber podido cumplir mi sueño de tener el conocimiento médico para curar y salvarle la vida a esos seres que forman parte de nuestra vida y que tanto amamos.

¿Por qué es bueno vivir con animales?

Vivir con animales, hablando de animales mascota, de compañía y animales en general, es bueno porque, aparte de ser seres con un nivel de fidelidad increíble, que necesitan del amor, atención y mantenimiento por parte del ser humano,  son una terapia psicológica excelente para todos. Ellos nos dan felicidad, nos mantienen ocupados, nos ayudan a bajar el estrés, nos acompañan y el ayudarlos, atenderlos, hace que sean parte de nuestro motivo de vivir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here