Por: John Cleghorn – panamareptiles.om

Los geckos leopardo, sin duda alguna son las lagartijas más populares como mascotas, tienen ya más de 35 años de cría en cautiverio y han tenido mayor popularidad en los últimos 15 años. Poseen varias características que contribuyen a que sean la mascota ideal para iniciar en el mundo de los reptiles, entre algunas de ellas: Es una especie de muy fácil cuidado, sus requerimientos mínimos de mantenimiento se limitan a un sustrato básico, que en lo personal recomiendamos siempre el papel de cocina o el papel periódico sin imprimir, la razón es que los sustratos comerciales como arenas y demás suelen ser ingeridos accidental o voluntariamente por el gecko, y terminan adheridos en las paredes del estómago e intestinos lo que puede causar una obstrucción y en el peor caso la muerte de nuestra mascota.  Una cueva que utilizaran de refugio, su recipiente con agua, alguna pequeña vasija con humedad, que podría ser fibra de coco ya que no es tóxica y no hay problema si es consumida por el animal, muy importante el calcio y las vitaminas; las cuales pueden mezclarse con los insectos lo que facilita que sean ingeridas. Es una especie de carácter muy amigable, y que tolera la manipulación muy bien, el hecho de que no necesiten luces especiales como otras especies es otro punto a su favor, son animales longevos llegando a vivir unos 25 años en cautividad, su tamaño promedio oscila entre los 20 y 25 centímetros, aunque existen mutaciones denominadas “giants” que pueden alcanzar hasta los 31 cm de largo. Alcanzan la madurez sexual alrededor de los 8 meses de vida y un gecko leopardo adulto puede pesar entre 50 y 80 gramos, sin embargo la variedad “Giant” puede alcanzar hasta los 170 gramos.

Los Geckos leopardo o como son conocidos científicamente (Eublepharis macularius), son geckos que poseen parpados verdaderos y habitan el desierto rocoso, tienen hábitos nocturnos, por eso los veremos normalmente durmiendo durante el día y activos durante la noche, son originarios de Pakistán, Afganistán, Turkmenistán, Irán, Iraq e India. Su dieta se basa principalmente en insectos, como gusanos de harina, grillos y cucarachas. En su hábitat natural o bien la versión “salvaje” es de color amarillo pastel de fondo con manchas oscuras que se asemejan al patrón del leopardo, de ahí su nombre, sin embargo en cautiverio se ha trabajado la genética y coloraciones obtenidas por cría selectiva con resultado de animales de casi todos los colores, pasando de animales totalmente blancos, naranjas, manchados, albinismos e incluso negros, y yendo más allá hay mutaciones que afectan la pigmentación de los ojos, que pueden ser los ojos normales los cuales se pueden apreciar las venas, otros parcial o totalmente eclipsados e incluso manchados, y finalmente también existe la mutación antes mencionada que afecta el tamaño de los mismos, como lo son los “Giants” y los “Super Giants”.

Algunas curiosidades de estos animales es que pueden acostumbrarse a comer de pinzas y alimentos enlatados, con esto me refiero a que existen productos comerciales como grillos y gusanos enlatados como alimento para reptiles, y algo interesante es que pueden asociar a las personas como fuente de alimento, en mi caso mi primer gecko leopardo el cual ya tiene unos 8 años conmigo, al verme camina hacia donde este para que le de alimento e incluso se sube a mi mano si la coloco dentro de su terrario.

Los geckos leopardo son animales fascinantes, ideal para todos aquellos que quieran ingresar en el fascinante mundo de los reptiles, a la hora de pensar en adquirir uno, siempre es importante informarse sobre la especie, sus requerimientos y si contamos con el tiempo y requerimientos para darle a nuestra mascota la mejor vida posible como miembro de nuestro hogar. Un gecko leopardo saludable posee una cola gorda, ya que acumulan grasa en la misma como reserva de alimento y hay que tener en cuenta la dosis de calcio ya que pueden sufrir de deficiencia de calcio, conocida como Enfermedad Metabólica Osea (EMO).

Para los interesados en estos increíbles animales o dudas sobre los reptiles pueden visitarnos en www.panamareptiles.com o nuestras redes sociales: panamareptiles.com

Compartir
Artículo anteriorMau Egipcio
Artículo siguientePets World Magazine # 4

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here