Los Geckos Tokay (Gekko gecko) es una de las especies de geckos más grandes que se conocen, pudiendo alcanzar hasta los 28 centímetros de largo sin incluir la cola (Cabeza – Cloaca). Tienen normalmente una coloración parda azulada de fondo con pintas rojizas y blancas en todo el cuerpo, grandes ojos amarillos y patas palmeadas que le permiten adherirse a prácticamente cualquier superficie. Son nocturnos y están ampliamente distribuidos en Asia de donde son originarios, pero al ser una especie muy adaptable han sido introducidos en al menos Estados Unidos y algunas islas del Caribe. Su hábitat natural es el bosque tropical húmedo, sin embargo pueden habitar sin problemas dentro o en alrededores de residencias humanas. En promedio alcanzan los 10 años de vida, aunque se sabe de ejemplares que han pasado los 15 años en cautiverio.

Cautiverio

Es una especie muy popular como mascota, aunque la catalogaría más como especie de vitrina, ya que no es muy tolerante a la manipulación por el fuerte carácter que posee, es considerada como el “Pitbull” de los geckos, ya que cuenta con una mandíbula muy potente lo que convierte su mordedura en una de las más fuertes dentro de este grupo de animales.

Recinto

Los Geckos Tokay son trepadores (hábitos arborícolas) por lo que necesitan un terrario más alto que largo, el cual podemos decorar a gusto con plantas naturales, troncos que servirán como refugio, una fuente de agua permanente y niveles de humedad al 70% en promedio. Se pueden mantener en grupos, pero nunca más de dos machos juntos, ya que pelearan y pueden salir muy lastimados.

Alimentación

Los Tokay son una especie principalmente insectívora aunque se pueden alimentar también de pequeños vertebrados, en cautiverio se deben alimentar a diario o con un día intermedio, aceptando grillos, gusanos de avena y cucarachas tomando siempre en cuenta que sean criados en cautiverio, para garantizar que están libres de pesticidas los cuales pueden atentar contra la salud de nuestro gecko. Es importante también espolvorear los insectos ofrecidos con calcio (sin D3) y vitaminas unas dos veces a la semana para evitar problemas óseos.

He mantenido Geckos Tokay algunos años y son una especie hermosa y muy llamativa a la vista, pero sin dudas su “Sex Appel” es el canto característico de los machos hacia las hembras, es a mi gusto uno de sus principales atractivos.

Por: John Cleghorn de reptilespanama.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here