El Bulldog Francés es una raza de pelaje corto de fácil mantenimiento, pero debemos tomar en consideración los problemas más frecuentes a presentarse en esta raza.

Hay que tener mucho cuidado con la cosmética a utilizar para el baño de nuestras mascotas, siempre tomando en consideración su tipo de pelo, color y si requiere algún tipo de tratamiento para alguna enfermedad.

A continuación, detallaremos los puntos básicos a tomar en consideración para el cuidado de nuestro Bulldog Francés:

Baños:

Puede ser frecuentes siempre utilizando un champú que aporte beneficios para el pelo y la piel, en este caso podemos utilizar un champú que contenga aloe vera o avena, los cuales aportarán suavidad, brillo y nutrirán la piel de nuestro Frenchie (masajear para crear espuma y dejar actuar por 5 a 7 minutos).

Podemos utilizar otro champú para resaltar color ya sea blanco y negro, en el mercado hay productos para ambos colores y otros que son individuales. Su aplicación dependerá de la marca a elegir.

Luego utilizaremos un acondicionador para finalizar el proceso del baño el cual dejaremos por unos 3 a 5 minutos y aclararemos.

Los champús garrapaticida / jabones no son muy recomendables en esta raza a menos que sea una prescripción médica para algún tratamiento específico.

Las uñas:

Necesitan ser recortadas cada 15 a 20 días, usualmente no crecen mucho en esta raza, pero eso dependera más de su actividad y lugares que concurra puede tener un limadas natural o crecer excesivamente.

Los oídos:

Realizar limpiezas constantes (una vez a la semana mínimo) para verificar que estén en correcta forma, libres de cualquier indicio de problemas.

El secado después del baño:

Se realizará con toalla para eliminar el exceso de agua, podemos dejar que la mascota se sacuda y logré así eliminarlo de forma natural, luego procedemos a secar con un secador a baja potencia para eliminar todo rastro de humedad (siempre teniendo cuidado con la piel de la mascota).

Pliegues o zona lagrimal:

Usualmente la humedad en esta zona crea manchas de color marrón, las cuales las producen las propias lágrimas del perro. Las lágrimas contienen sal, hierro y magnesio, y son estos dos últimos minerales los que se oxidan al entrar en contacto con el aire haciendo ese efecto marrón rojizo en dicha área

Lo que se recomienda es mantener el área lo más limpia y seca posible, si nuestro Bulldog Francés tiende a ser alérgico usualmente su zona lagrimal se mantiene más húmeda, por ende, hay que prestarle bastante atención y limpiarla con una solución salina y unas gasas, una o dos veces al día. Entre más seca este esa área, más difícil será que se presenten las manchas.

Corte de pelo o arreglo de la raza:

La raza en si es de pelo corto lo cual hace que su pelo cumpla el ciclo piloso en menos tiempo, por ende, tiende a mudar de pelo más rápido, lo cual se hace muy notable dependiendo del ambiente artificial o natural en que viva la mascota.

Se pueden utilizar herramientas para deslanar, guantes de goma, manoplas para así retirar el exceso de pelo muerto y ayudar en esa etapa de muda constante que tenga el ejemplar. Se puede realizar un corte integro a tijera para eliminar el exceso de pelo de ciertas áreas. No debe utilizarse máquina para rasurar y dejar el ejemplar con menos pelo, eso lo que hará es provocar múltiples problemas de piel.

Recuerde llevar a su mascota con un peluquero canino profesional que lo podrá guiar en el cuidado de su mascota y espero que estos consejos hayan sido de ayuda para así mantener su Frenchie en excelente estado.

Por: Luis C. Aparicio – @tony_pets_groomer

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here