Por: Luis Aparicio @tony_pets_groomer

El Pastor de Shetland es un perro de doble capa, la capa interior es suave, corta, lanosa y densa que lo mantiene caliente, además cuenta con una capa superior o primaria larga, lisa y sedosa que lo protege de los diferentes elementos que pueden afectar su piel.

Su mantenimiento como mascota es bastante sencillo. Y para su preparación para pistas o exposición debe tenerse en consideración su estándar racial.

Mantenimiento de mascota

El Pastor de Shetland por su tipo de pelo y adaptación al ambiente artificial donde viva podría llegar a perder una cantidad notable de pelo en sus estapas de muda.

Seguiremos los siguientes pasos:

Baño:

Cada 15 días utilizando un champú que hidrate y nutra la piel, un acondicionador o un producto que sirva para nutrir su tipo de pelo.

Corte de uñas:

Lo más corta posibles siempre (esto debe realizarlo un profesional de estética canina).

Limpieza de oídos:

Debe revisarse regularmente y de igual forma realizarse su respectiva limpieza.

Secado:

Utilizaremos un expulsor para sacar un 80% de agua y humedad del ejemplar y luego terminaremos de estirar el manto con aire tibio teniendo mucho cuidado.

Peinado o cepillado:

Se recomienda un cepillado de mínimo vez por semana, aunque lo ideal sería un cepillado diario para remover pelo muerto o pelo en etapa de muda y de esta forma evitaremos las notables bolas de pelo por la casa.

Cepillos a utilizar:

Se pueden utilizar deslanadores y cardas de alambre suave.

Arreglo para mascota:

Se pueden realizar arreglos a tijera, pero que de igual forma la mascota mantenga su aspecto natural.

Se pueden usar aceites o tratamientos específicos para nutrir y mantener su pelo correctamente hidratado.

Es una raza de perro de hermoso carácter que si nos hacemos responsables de sus necesidades en cuanto a mantenimiento de su pelo, podremos disfrutar de él sin ningún problema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here