Por: Serafín Rodríguez

Lo prometido es deuda, regresamos con las producciones para el cine de nuevas películas de mascotas o donde los animales juegan un papel importante en su trama, hay tres películas que quiero destacar, entre ellas John Wick 3: Parabellum, Capitana Marvel y Mi Mascota es un León.

Las dos primeras que mencionamos no son producciones de temática animal, pero si nos encontramos con personajes animales en la trama o juegan un papel importante en la vida de los protagonistas a diferencia de la última donde el personaje principal es un León y una niña y la misma nos trae un mensaje para crear conciencia.

Jhon Wick y sus perros

Iniciamos nuestro recorrido con Jhon Wick, La primera parte de esta película se estrenó en 2014 y, para sorpresa de muchos, recibió al mismo tiempo el furor del público y la aprobación de la crítica. En ella, Keanu Reeves interpreta a Wick, un asesino que emprende su venganza motivada por… el asesinato de su perro. Su ira es comprensible: ¿quién no tendría sed de represalias ante semejante atrocidad?

El precioso vínculo entre un humano y su perro instiga hazañas increíbles que han dado lugar a una segunda y, ahora, a una tercera parte, donde entra Halley Berry en escena con su personaje Sofia, quien es una mujer que tiene un pasado con el protagonista, pero con quien se junta en el Medio Oriente.

Pero lo más importante que tienen que saber sobre Sofia de cara a John Wick 3 es que llegará acompañada de dos perros Pastor Belga Malinois, quienes reafirmarán la famosa importancia de los canes para la franquicia.

El Gato Goose de Capitana Marvel

Ahora nos trasladamos al mundo de Marvel con el estreno ya en cines de Capitana Marvel, ambientada en los años 90, esta nueva aventura nos presenta un periodo de la historia nunca antes visto en el Universo Cinematográfico de Marvel. El viaje de Carol Danvers (Brie Larson) para convertirse en una de las heroínas más poderosas del universo, la Capitana Marvel, miembro de una raza de nobles héroes guerreros.

Y aquí hay un personaje que es muy importante para capitana Marvel y es su gatito Chewie (en los comics) o Goose (en la pelicula). Considerando que Marvel Studios no deja nada al azar, el foco sobre Goose debe significar algo para la historia. De hecho, su contraparte del cómic va más allá de ser una simple mascota para Carol Danvers.

En los cómics, Chewie es en realidad un flerken, un alien con inteligencia superior proveniente de Tierra-58163. En la mitología de Marvel Comics, ellos adoptan la forma de un gato casero y son increíblemente raros de encontrar. Además, se reproducen poniendo huevos, aunque no queda claro si necesitan una pareja para hacerlo.

Los flerkens pueden atacar a sus enemigos o defenderse con sus garras o tentáculos que se esconden en sus mejillas. Gracias a las pequeñas dimensiones que se encuentran en su boca, ellos pueden convocar estos tentáculos para ayudarse en momentos claves.

Él es un personaje importante y va más allá que ser una simple mascota. Chewie apareció por primera vez en el #1 de «Giant-Size Ms. Marvel» (abril de 2006) y todo el mundo pensaba que era un gato normal, hasta que Rocket lo acusó de ser un peligroso flerken. Desde entonces ambos tienen una tensa relación.

El tiempo le dio la razón a Rocket, y al parecer Chewie era el último ejemplar de su clase. Luego de que Carol encontrara numerosos huevos de su gato eclosionando en su nave, encontró un planeta seguro para que ellos sobrevivan.

Muchos consideran que es gracias a él que los cómics de «Captain Marvel» son tan divertidos, ya sea por las ocurrencias que tiene como gato o por su desempeño como un amenazante flerken. De cualquier manera, él siempre le ha sido leal a Carol.

Mi Mascota es un León

Y para culminar el recorrido les presentamos la hermosa historia y con mensaje de Mi Mascota es un León.

Cuando el director francés Gilles de Maistre y su esposa Prune de Maistre hicieron un viaje a Sudáfrica y fueron testigos de la caza de trofeos (la caza de animales salvajes como deporte) se dieron a la tarea de hacer algo al respecto. Los dos trabajaban en la industria fílmica, así que decidieron hacerlo a través de lo que mejor sabían hacer: una película. Así fue como nació el proyecto de Mía y el león blanco (el título original de la cinta) de un guion escrito por Prune dirigido por Gilles.

El aspecto que resulta más entrañable del filme es lo que tuvo que ocurrir detrás de cámaras para que se pudiera concretar el proyecto. Filmada durante el transcurso de tres años, la actriz sudafricana Daniah De Villiers (quien da vida a Mia) se mudó a la ciudad de Cape Town y pasaba tres días a la semana conviviendo con el león blanco –que se llama Thor en la vida real– para desarrollar esa conexión y amistad que es plasmada en el filme. Todo el proceso fue supervisado por Kevin Richardson “el susurrador de leones” dentro de las instalaciones de su santuario de vida salvaje Kevin Richardson Wildlife Sanctuary. Muchas de las escenas que vemos en la película fueron improvisadas, la producción entera estaba sujeta a la disposición de Thor, y las secuencias se trabajaban de acuerdo con el estado de ánimo del poderoso animal.

La cinta hace un esfuerzo consciente por omitir los aspectos más crudos de la realidad de la caza de trofeos que es legal en Sudáfrica y presente una versión rosa de lo que realmente sucede en el país (al final del día, es un filme familiar dirigido a la audiencia infantil). Pero no es inocente, y, a su manera, busca crear conciencia en este tema y estimular el apoyo a distintas fundaciones que luchan contra esta situación a través de la ficción realista.

Es buen momento para ir al cine y disfrutar de estas tres producciones y de sus personajes perrunos y felinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here