El Balinés es muy leal y amoroso, especialmente con quien considera su persona favorita, con los demás familiares puede llegar a parecer algo indiferente, él es además muy dulce y ama permanecer en compañía de otros animales.

Este felino siempre está intentando llamar la atención de las personas a su alrededor y ama recibir caricias, por lo que se considera un gato bastante egocéntrico. Tiene una voz melodiosa y suave, es tranquilo y dócil.

Su convivencia con los niños es bastante buena, le encanta permanecer en el aire libre, por lo que su lugar ideal es una casa con acceso al exterior, y que además cuente con la disponibilidad diversos juguetes con los cuales entretenerse.

Historia

Comenzaron a aparecer gatitos de pelo largo de manera espontánea a principios de 1900 en camadas de siameses que solían ser de pelo corto. Algunos adeptos teorizan que el gen del pelo largo se introdujo en la diversidad genética en Europa después de la Primera Guerra Mundial. Debido a que el gato Siamés fue casi aniquilado como una raza europea por la guerra (de igual manera que otras razas), los criadores pueden haber usado otras razas después del fin de la guerra para ayudar a rejuvenecer la línea de sangre.

Otros adeptos creen que el gen del pelo largo es simplemente una mutación que ocurrió de manera natural, lo que también es posible. Ambas teorías han sido disputadas y ambas tienen propositores acreditados, pero nadie sabe con seguridad cual es la teoría correcta. En años anteriores las palabras “mutación natural” aparecieron en el estándar de raza de la CFA, pero el uso de esta frase ya se ha descontinuado.

Un gato Siamés con pelo largo se registró en la CFF en 1928, pero nadie realizo esfuerzos serios para establecer a la raza hasta sino hasta los años cuarenta. Durante esta época, varios criadores comenzaron a trabajar con los gatos de pelo largo nacidos en camadas de gatos siameses de raza pura.

Estos individualistas de pelo largo fueron llamados Balineses por una de las pioneras de la raza, Helen Smith, quien comparaba los elegantes movimientos y las estilizadas líneas de este gato con los de los bailarines de la isla de Bali. A pesar de la resistencia de los criadores de siameses, muchos de los cuales no creían que el pelo largo de los balineses fuera una mutación natural, varios criadores dedicados como Helen Smith y Sylvia Holland trabajaron para desarrollar la raza.

Al principio, el Balinés frecuentemente tenía una estructura ósea y pelaje más gruesos que lo especificado por el estándar, y frecuentemente quedaban por debajo del estándar en el tipo de cabeza y en las orejas. Obstaculizados por los criadores de Siameses que no les vendían ejemplares de la mejor calidad, los criadores de balineses batallaron para refinar el tipo de cuerpo cruzando ejemplares para regresar al siamés. Después de años de trabajos frustrados, el balinés mejoro en su tipo. Para 1970, cuando la CFA les otorgo el campeonato, todas las asociaciones más grandes de los Estados Unidos reconocieron a los balineses.

Características

 CabezaCuña larga y estrecha; tamaño mediano; en buena proporción con el cuerpo; cráneo plano; hocico fino y en forma de cuña; la barbilla y la quijada de mediano tamaño; la nariz larga y recta, una continuación de la frente sin interrupciones.

 OrejasImpresionantemente largas, puntiagudas, anchas en la base, en continuación con las líneas de la cuña.

 OjosEn forma de almendra, de mediano tamaño; inclinados hacia la nariz en armonía con las líneas de la cuña y orejas; sin cruzarse. De un color azul vivido y profundo.

 ColaEstructura ósea larga, delgada y estrechándose a un punto fino.

 PelajeDe mediano tamaño, fino, sedoso sin capa de lana; pegado al cuerpo; el pelo de la cola se abre como una nube.

 ColorEl color del cuerpo es uniforme, con sombras sutiles cuando se permite; puntos de color densos y claramente definidos; la máscara cubre la cara completa, incluyendo los bigotes y está conectada con las orejas por algunos trazos.

Descripción

El gato Balinés no se debe confundir con el Himalayo, el cual lleva el patrón de puntos de sus ancestros Siameses, pero tiene el estilo de cuerpo y personalidad del gato Persa. El balín de exposición de hoy recuerda al Siamés extremo que es popular en las exhibiciones de hoy en día, preferido en lugar del Siamés tradicional más robusto, que está retomando popularidad entre sus adeptos. El gato Balinés tradicional, una variedad de pelo largo del Siamés tradicional, es reconocido por la Asociación de Gatos Tradicionales y, mientras que no es popular en las exhibiciones, tiene una creciente cantidad de seguidores.

El gato Balines solo se puede encontrar en los cuatro colores tradicionales de puntos restringidos de los siameses: foca, azul, chocolate y lila; si la CFA es tu asociación preferida. Otras asociaciones reconocen a los balineses en colores como el rojo, crema, caparazón de tortuga (una mezcla de negro y rojo o sus colores diluidos, también llamado tortie), y en puntos tipo lince (moteados). En la CFA, sin embargo, los gatos de estos colores son llamados Javanese.

El gato Balines ideal es un gato esbelto con largas líneas que se estrechan, muy ligero, pero fuerte y muscular. Debido a su pelaje más largo, el Balinés parece tener líneas más suaves y un tipo menos extremo que otras razas de tipo similar.

Carácter

Los Balineses son listos, dulces y divertidos. Como los Siameses, son conocidos por su habilidad para comunicarse vocalmente, algunas veces sin parar, y por lo tanto esta raza no es para todas las personas. Altamente sociable, los gatos Balineses son sensibles a tus estados de ánimo y sentimientos y están más que dispuestos a animarte con su alegre parloteo si te sientes triste.

Son saltadores agiles y frecuentemente treparan a los hombros de sus dueños. Les encanta jugar y aprenden rápidamente a buscar, trayendo la pelota o juguete de regreso para que se las lancen repetidamente. Te mantendrán entretenido con sus payasadas, pero también poseen una disposición amorosa. Pueden ser bastante asertivos cuando piden atención, pero también poseen una especial dignidad, particular de las razas balinesa y siamesa.

Cuidados

Los cuidados no son distintos al de otra mascota, y es que bastará con mantener su estado de salud perfecto acudiendo al veterinario, desparasitarle cuando le corresponda y disponer de sus elementos básicos dentro del hogar, tales como: bebedero y comedero, una cama mullida, caja de arena, rascadores y juguetes.

Los gatos Balineses son muy limpios. De inmediato captarán la utilidad del arenero, aunque sean cachorros. Eso sí, es conveniente no usar arenas perfumadas, ya que hay algunos gatos que no les gusta el olor y realizan sus deposiciones fuera del arenero por dicho motivo. Por otro lado, es imperativo cepillar al gato Balinés como mínimo tres veces a la semana. Si se realiza cada día se empleará muy poco tiempo, apenas tres minutos, y el sedoso manto del gato lucirá esplendoroso y sin nudos.

Los ojos, orejas y dientes del felino también deben ser limpiados convenientemente. Unas torundas de algodón húmedas servirán para ojos y orejas. Para los dientes un cepillito o unos palitos antisarro serán adecuados. Si se le tiñen de una especie de “oxido” el exterior de las cuencas lagrimales por una infección bacteriana, el aceite de rosa mosqueta aplicado sin tocar el ojo será muy efectivo.

Puesto que se trata de un animal muy pulcro, el gato balinés no precisa bañarse en más de una ocasión cada mes y medio, o dos. Debe secarse a fondo para que el pelo ni se enmarañe ni apelmace. También se le puede lavar sin agua empleando polvos detergentes para lavado en seco, o bien espuma seca. Dichos productos no deben aplicarse ni en los ojos ni en los genitales. El peluquero de mascotas debe cuidarse del espléndido manto del gato balinés.

Alimentación

En cuanto a los cuidados del Balinés centrados en la alimentación, es conveniente alimentarlo mediante una alimentación mixta compuesta por: comida seca, comida húmeda y alimentos caseros frescos.

  • La comida seca de calidadestá preparada para cubrir las necesidades básicas del gato, en función de su rango de edad. Estos piensos en sus envoltorios anuncian los ingredientes que componen la comida seca y la edad adecuada del gato. Los gatos castrados precisan alimentos específicos.
  • En la comida húmedatambién se señala la composición en la lata o el blister. Es importante saber que una vez abierto el recipiente, el resto deberá guardarse a la nevera. No conviene abusar de la comida húmeda, ya que provoca sarro y heces blandas y pestilentes.
  • Los alimentos frescosmás adecuados para vuestro gato Balinés durante el periodo de cachorro son las lonchas de jamón de york y pavo. Conviene cortarlas a trocitos para que el gato cachorro, cuya respuesta será abalanzarse con frenesí sobre los fiambres, no se atragante.
  • Los gatos adultos, al margen de los fiambres antes citados, también pueden comer los siguientes alimentos frescos: pollo, pavo, merluza, bacalao y salmón. Estos alimentos no deben darse crudos. Hay que hervirlos o pasarlos por la plancha previamente. Los pescados no llevarán espinas. Estos gatos deben comer alimentos ricos en omega 3 y omega 6 para preservar su precioso manto. Por supuesto, si se prefiere alimentar al gato Balinés solo con comida casera es totalmente válido. El agua limpia y renovadaes muy importante que no le falte nunca.

Salud

El gato Balinés, al descender del Siamés puede sufrir estrabismo que se trata de una alteración del nervio óptico y nistagma, unos movimientos rápidos del ojo hacia delante y hacia atrás. Por lo demás, si vacunas a tu gato y le llevas al veterinario con la frecuencia pertinente no vas a tener ningún problema.

Fuente: mundo-animal.com / expertoanimal.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here