Por: Jhon Cleghorn- Panama Reptiles

Tener una mascota sea cual sea, es una responsabilidad que se adquiere de por vida, y en ello hay ciertos factores que se asume que están tácitos al decidir incluir un nuevo miembro a la familia, sin embargo y tristemente nada está más lejos de la realidad. Día tras día podemos ver mascotas tradicionales como perros y gatos abandonados a su suerte en las calles o bien en un hogar con malas condiciones, desnutridos y ni siquiera con un lugar adecuado para vivir. Entonces surge la interrogante: ¿Qué pasa con los animales exóticos que tienen malos dueños?

Antes de entrar en materia es importante aclarar el concepto de mascota exótica y el tener un animal silvestre en casa, ya que son dos cosas muy distintas. La fauna exótica es aquella que no es autóctona de un país, y fauna silvestre es aquella nativa de un sitio, para poner un ejemplo general en las aves, los periquitos australianos serían una mascota exótica, que en un mundo correcto, provienen de un zoocriadero o bien sea el caso ha sido importado de manera legal al país, por otro lado un loro moniamarillo, es un animal silvestre, y que, en la mayoría de los casos proviene del comercio ilegal y el saqueo de nidos en sus hábitats naturales, practica repugnante que aún se practica.

Trataremos de agrupar en 3 puntos generales las cosas que considerar antes de adquirir una mascota no convencional:

  • ¿Es un animal que encaja en mi estilo de vida?: Habiendo muchas opciones al pensar en una mascota exótica, sin importar de que grupo sea (mamífero, ave, reptil, etc) hay que informarse primero sobre los requerimientos de la especie (espacio, alimentación, tamaño y peso que puede alcanzar, recinto para mantenerlo, periodo de vida, enfermedades comunes en la especie, etc) y es que muchas veces se escoge la mascota por impulso o simplemente porque parecía “bonito” y luego llegan los dolores de cabeza, se hace tedioso, complicado, y mil cosas más, siendo el animal el que se lleva la peor parte, terminando en otro hogar, liberado al medio (tocaremos este punto más adelante) y en el peor de los casos muerto. Si tomando todo esto en cuenta, la respuesta es sí, ya consideré todo esto, podemos mirar el siguiente punto.
  • ¿Tengo el tiempo necesario para dedicarle?: este es un factor muy importante, porque sucede que se tienen las condiciones y requerimientos básicos para la salud física del animal, pero olvidamos la salud mental/emocional de la especie (que no aplica para todos los grupos) pero en aves y mamíferos principalmente, dependiendo de la especie hay animales que necesitan tiempo para interactuar y/o crear lazos afectivos, ejemplo en aves, loros y guacamayas por mencionar algunos, son especies monógamas que crean lazos afectivos con una pareja de por vida, y en la ausencia de una pareja natural (de su especie) buscan llenar ese vació con un miembro de la familia, por eso es normal que sean más afectivos con una persona en particular y agresivos o territoriales con el resto, sin embargo los individuos con carencias en este aspecto pueden llegar a la demencia literalmente, con comportamientos erráticos e incluso la automutilación (en aves pueden sufrir de trastornos como arrancarse las plumas, algunos mamíferos se vuelven ansiosos y suelen caminar de manera compulsiva por sus recintos). Por estas cosas es muy importante conocer un poco de la etología de la especie y estar muy claros que podemos llenar los requerimientos de salud física y mental de la mascota.
  • Adquirir y mantener de manera responsable las mascotas exóticas: aquí nos referimos a ser conscientes y conocer la procedencia del animal, buscando y esperando siempre adquirir ejemplares que sean del comercio legal, idealmente de un zoocriadero con animales nacidos y criados en cautiverio, evitando contribuir con la cacería y extracción ilegal de crías de animales silvestres. Por último comprender los riesgos de liberar fauna exótica en un hábitat no natural de la especie, ya que estas pueden volverse especies invasoras, competir, cazar, y depredar fauna silvestre, este último punto aplica también para fauna doméstica, la cual no debe permanecer en soltura, ser llevada a parques nacionales, o reservas de vida silvestre y mucho menos ser abandonados en estos lugares, la vida de nuestras mascotas y el resto de fauna silvestre es responsabilidad de todos, seamos dueños responsables.

Si tienes alguna duda sobre este tema o cualquier otro no dude en contactarnos en nuestras redes sociales @panamareptiles o a través de nuestra página web: www.panamareptiles.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here