Por: Leonardo Espinosa – Entrenador y Terapeuta Canino

Qué lindo es comprar un cachorro cuando son esas bolitas de pelo, juguetonas y tiernas, cuando tienen 1 mes o un mes y medio de edad y sin saberlo es uno de los más grandes errores que cometen las personas al adquirir un perro.

No muchos saben o conocen el termino SEPARACIÓN TEMPRANA,

Básicamente los cachorros nacen y deberían estar con su madre canina hasta los dos meses como mínimo o mejor hasta 2 meses y medio, de allí con su nueva familia humana que es la que lo va a guiar en su nuevo hogar y relación con ellos, donde va a comer, donde va a dormir, donde hacer necesidades, etc.

Pero separar a un cachorro antes de los dos meses es un grave error que nos puede traer varios problemas de conducta en nuestro perro, pareciera mentira, pero la mamá le enseña una serie de comportamientos adaptativos para el futuro, le enseña hábitos de higiene, inhibición de mordida, comportamiento social, jerarquía alimentaria, lenguaje corporal, dominancia y sumisión, hasta preferencias sexuales, corrección, entre otros.

Y claro la ley 70 del 12 de octubre del 2012 de protección a los animales domésticos en su capítulo III en su artículo 9, señala que toda persona natural o jurídica podrá comercializar perros y gatos a partir de los dos meses de edad. Así lo estipula la Ley.

Claro que un criador responsable no vendería un cachorro de menos de 8 semanas de edad, y si las personas saben que no lo deberían hacer por lo enumerado anteriormente no lo adquirirían tampoco,

Tenemos que ver también que los grupos de adopciones y protección a los animales no puede controlar encontrar cachorros que por muchas razones quedan sin su madre antes de los dos meses, claro allí sería bueno dejarlos con sus hermanitos de camada hasta los dos meses, o conseguir una madre sustituta , ósea una hembra que este amamantando o que sea equilibrada y pueda seguir enseñando a los cachorros, pero esto es lo ideal, y no siempre se puede conseguir eso, ya que los que se dedican a adopciones y demás no tiene el apoyo ya sea financiero, tiempo, o lugar para lograr esto con los cachorros pequeños, por eso el apoyo incondicional de todos nosotros, aunque sea por muy pequeño ayudaría.

Veamos algunos de los problemas conductuales que se originan en el cachorro con la separación temprana.

Inhibición de la mordida: significa que la mamá y los hermanitos de camada entre ellos se muerden y esto enseña al cachorro qué fuerza debe tener esa mordida, qué debe morder y qué no.

Hábito de higiene: recuerden que la mamá se come el popo y limpia el orine de los cachorros, los mantiene limpios y mantiene limpia el área donde nacieron, como el cachorro crece en un ambiente que donde come y duerme no hay necesidades, esa misma conducta la pasa a su nuevo hogar humano. Donde va a buscar hacer pipí y popo lejos de donde come o duerme.

Corrección: la mamá le enseña cuando son corregidos, claro ella le gruñe y hasta les muerde el cuello para demostrarle que están haciendo algo malo, por eso el área de corrección de los perros es el cuello, y eso se lo enseña su mamá.

Estos son algunos de los problemas de la separación temprana, por su puesto si va a comprar un perro y claro mejor si adopta uno, que ayuda más, pero si va comprar hay que estar seguro que tenga más de 8 semanas de edad con la mamá y hermanos.

Lo más importante tratar a nuestros perros como lo que son perros, y entre más equilibrado y coherente sea el dueño, tendremos a un perro feliz que sabe su lugar entre su familia humana.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here