El sobrepeso y la obesidad son la enfermedad nutricional más común en perros y gatos. La gran diferencia entre el sobrepeso en mascotas y humanos es que los animales no tienen la facultad de controlar su peso. Dependen única y exclusivamente de lo que les sirva su dueño. A partir del año edad es fundamental proporcionarles la dieta recomendada para su edad, especie y raza. De lo contrario, los llevaremos al sobrepeso, y de ahí a la obesidad.

La obesidad se define como un exceso de grasa corporal suficiente como para producir enfermedad. Cuando el animal consume más calorías que las que gasta, la grasa se acumula en el cuerpo.

  • En perros, el sobrepeso comienza cuando el animal sobrepasa entre un 15 y un 30% el peso establecido como normal para la raza. A partir de un 30%, estaríamos hablando de obesidad.
  • En el caso de los gatos se considera que presentan sobrepeso cuando superan en más del 10% su “peso ideal”, y son obesos cuando lo supera en un 20%.

La causa médica exacta de la obesidad y el sobrepeso se desconocen. Las investigaciones sugieren que se debe a un desbalance entre la ingestión y el gasto de energía. Según estos estudios, el equilibrio viene determinado sobre todo por factores neurológicos, fisiológicos, metabólicos y hormonales. Aun así, existen otros factores de riesgo relacionados con la obesidad:

  • La sobrealimentación: muchos propietarios tienen tendencia a ofrecerle a su mascota lo mismo que ellos comen, aparte de su propia comida.
  • Trastornos de comportamiento: la desocupación, aburrimiento, nerviosismo y otros problemas pueden llevar al consumo exagerado de alimento.
  • Lagenética: algunas razas son más propensas a engordar que otras:
    • Perros: mestizos, Labrador Retriever, Collie, Basset Hound, Rottweiler, Golden Retriever, Bullmastiff, Carlino, Pekinés, Beagle, Perro Pastor de las Shetland, Cairn Terrier, Canichey Teckel.
    • Gatos: los mestizos tienden a padecer más sobrepeso que los de raza pura, aunque entre los de raza están los Maine Coon, Bosque de Noruega, Neva Masqueradey Cornish Rex.
  • Patologías endocrinas: hiperinsulinemia (exceso de insulina en sangre), hipotiroidismo e hiperadrenocorticismo o síndrome de cushing.
  • Edad: la probabilidad de ganar más peso del debido es mayor entre los 5 y 10 años, por lo que debe tenerse especial cuidado con la alimentación de las mascotas adultas y senior. Por otro lado, los depósitos excesivos de grasa tienen efectos negativos sobre la salud y la esperanza de vida.
  • Sexo: la obesidad es más frecuente en hembras.
  • Actividad física: muchas mascotas tienen un estilo de vida poco activo, lo que puede predisponer al sobrepeso.
  • Eltipo de alimento: dietas poco equilibradas pueden ocasionar desbalance energético y, por tanto, sobrepeso.
  • La esterilización: los animales esterilizados consumen menos energía.
¿Cómo saber si nuestra mascota padece sobrepeso u obesidad?
  • Presenta un aspecto de tamaño más grande de lo normal.
  • A nivel de columna vertebral no podemos palpar las vértebras y a nivel de tórax se nos dificulta contar las costillas.
  • Juega menos, hay restricción de movimientos respecto a los que hacía antes habitualmente y cierta intolerancia al ejercicio.
  • Duerme menos, está de mal humor, muestra dificultades respiratorias.
  • Grasa acumulada en el área lumbar y base de la cola, entre otros lugares.
Patologías y/o riesgos del sobrepeso u obesidad
  • Afecciones cardio-respiratorias.
  • Trastornos cutáneos.
  • Trastornos ortopédicos y articulares (ruptura de ligamentos, hernia discal o artrosis, entre otros).
  • Acumulación de grasa en el hígado (lipidosis hepática).
  • Afecciones de las vías urinarias.
  • Infertilidad y, en caso de embarazo, problemas durante el parto (distocia).
  • Intolerancia al ejercicio y al calor.
  • Aumento del riesgo durante la anestesia.
  • Cáncer.
Cómo prevenir el sobrepeso y obesidad en perros y gatos

Si queremos que nuestras mascotas se mantengan en su peso ideal, lo más importante es ofrecerles una alimentación acorde con la etapa fisiológica en la que se encuentren. Según la edad, nivel de actividad física y condición corporal, y si están gestando, esterilizados o en período de lactancia, la dieta ha de ser distinta.

A parte, deben seguirse unos principios básicos:

  • No darles la sobra de nuestras comidas.
  • No darles golosinas ricas en azúcares o grasas.
  • Que hagan ejercicio con regularidad.
  • Llevar un control de pesopara corregir los problemas a tiempo.

Recomendaciones para la perdida de peso

  • Llevar un control de la cantidad de alimento que come en el día. Si tenemos a otros animales, no deben comer todos al mismo tiempo, ya que el animal que está en tratamiento podría comerse la ración de los demás.
  • Dividir la ración diaria en varias veces al día, para evitar la ansiedad.
  • Realizar controles de peso con frecuencia, y así poder evaluar los resultados.
  • Hay que recordar que la pérdida de peso debe ser de forma progresiva y gradual, ya que hacerlo de manera brusca podría conllevar al fracaso del tratamiento.

Se puede recurrir también a un programa de adelgazamiento con alimentos bajos en calorías o productos específicos para el tratamiento del sobrepeso. Vuestro veterinario habitual os puede informar sobre las opciones.

Por: Alejandro Tundidor / veterinos.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here