Por: John Cleghorn – panamareptiles.com

Seguramente la mayoría de personas la sola idea de tener una serpiente en casa o cerca de ella activa esa zona primitiva de alerta en el cerebro en donde solo hay dos opciones posibles: correr o defenderse, ahora solo de pensar que uno de estos animales comparta el hogar como una mascota sería una idea simplemente descabellada. Sin embargo cada vez más y más personas se inclinan por tener estos maravillosos animales en casa como mascotas de compañía, que pueden llegar a brindar tanta satisfacción como una mascota convencional.

Las boas constrictoras son serpientes hermosas, cuyo hábitat natural se extiende por toda Latinoamérica, teniendo como distribución desde México hasta la Argentina, incluyendo el caribe e islas del pacifico. Cuenta con unas 9 subespecies y una gran variedad fenotípica dependiendo de su lugar de origen. Las boas constrictoras pueden medir desde 50 centímetros hasta 4 metros de largo, siendo la Boa constrictor constrictor la subespecie que mayor talla alcanza.

En los últimos años las boas se han posicionado en una de las especies favoritas en el mundo de la herpetocultura, aumentando su popularidad exponencialmente como una especie de compañía. Suelen ser temperamentales, pero si se manipulan con frecuencia pueden llegar a ser muy dóciles, aunque nunca se debe olvidar que jamás serán animales domésticos, simplemente se acostumbran a que se les manipule, por ende siempre y repito siempre hay que tener precauciones al manipularlos. Su alimentación se basa en roedores y aves, siendo lo ideal en cautiverio alimentarlas con presas previamente sacrificadas.

En Estados Unidos y Europa se encuentran grandes y famosos criadores de ésta especie, y existen un sinfín de mutaciones o fases de todos los diseños y colores imagínales, con un costo desde 30.00 hasta 50.000 dólares, si así como lo leyeron 50 mil dólares por una boa. En el 2013 Manny Frade un criador cubado  radicado en Estados Unidos y propietario de la tienda Perfect Predators obtuvo el premio a la serpiente más bonita producida en dicho año con la “Sun Dragon” la cuál es un increíble animal con un color rojo intenso uniforme.

En Panamá es ilegal la tenencia como mascota de ésta especie, si no proviene de una tienda con los permisos necesarios o un zoocriadero debidamente registrado. También es una especie protegida por Ley de la República de Panamá, siendo un delito matarlas o tener especímenes capturados de su medio natural.

En panamareptiles.com contamos con una pequeña colección de boas, teniendo varias mutaciones y localidades que provienen de los mejores criadores de Estados Unidos y esperamos en un futuro adentrarnos más en el fascinante mundo de las boas. Esperamos también que cambie la mentalidad que se tiene hacia estos animales y puedan ser aceptadas como una mascota sin tantos estigmas. Por ahora seguiremos siendo locos fanáticos por estos animales escamosos de lengua bífida.

Para cualquier duda o consulta pueden hacerlo a info@panamareptiles.com ó a nuestras redes sociales @panamareptiles en twitter y panamareptiles.com en Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here