El Diamante Mandarín (Zebra Finches) es un ave exótica, originaria de Australia, que en las últimas décadas se ha convertido en una mascota muy popular. La misma se caracteriza principalmente por su pico de color anaranjado intenso que contrasta con su plumaje gris con manchas de otros colores. Es muy sencillo diferenciar el macho de la hembra, el macho posee colores vivos, manchas naranjas en las mejillas y un patrón de rayas en el pecho, mientras que las hembras no. Existen muchas variaciones de color del diamante mandarín, entre las cuales podemos mencionar el chocolate, blanco, crestado, el  cachete negro y el cachete gris. Debido a que estas aves son gregarias, necesitan un compañero de la misma especie para sentirse feliz. Por este motivo, al momento de adquirirlos lo ideal es obtener al menos un par de ellos. Son aves muy sociables que pueden compartir una misma jaula con otras especies  como canarios, sin embargo no se recomienda colocar más de una especie con ellos. Estos finches disfrutan mucho el baño, se les debe proporcionar un recipiente con agua para que puedan realizar esta actividad. El agua de este recipiente cambiarse varias veces al día debido a que muchos pueden utilizar este recipiente para beber. Al momento de adquirir una jaula adecuada para este tipo de mascotas es necesario considerar la cantidad de animales que se desea tener debido a que son aves que disfrutan desplazarse entre las perchas de las jaulas, al menos dos perchas por jaula. Como con cualquier otra especie de ave, se debe adquirir la jaula más grande que se pueda para que los mandarines se puedan ejercitar diariamente.  La jaula debe ser limpiada diariamente.

En cuanto a su alimentación, las semillas mezcladas con pellets macerados son la base de su alimentación. Se debe suplementar con vegetales y frutas, como por ejemplo la lechuga romana, espinaca (en moderación), banana, papaya, manzana, pera, entre otras. Incluir yema de huevo en su dieta como fuente de energía es de mucha importancia, sobretodo en periodo de reproducción. Se debe evitar el uso de aguacate, cebolla, chocolate y frutas cítricas debido a que estas son toxicas para esta especie de ave.

El Diamante Mandarín alcanza la madurez sexual a los 6 meses de edad. Durante el periodo de reproducción, el macho realiza vocalizaciones y una danza de cortejo a la hembra, lo cual es indicativo de que están listos para el apareamiento. Se recomienda que durante este periodo se coloque la jaula en un lugar libre de estrés. El área del nido debe ser segura y estar limpia, tanto para los padres como para las crías. Estas son aves que disfrutan colocar sus nidos en lugares altos, por lo cual se recomienda colocar el nido en partes altas de la jaula. Los diamantes deben encontrarse en buen estado de salud para aparearse, por esto es necesario llevarlos periódicamente a su médico veterinario a realizar sus controles respectivos.

Otro factor importante a considerar es la cantidad de luz solar necesaria para este tipo de aves, siempre colocar la jaula en un lugar donde puedan absorber la misma de manera adecuada.

Los cuidados de estas aves son muy básicos, sin embargo, como cualquier mascota necesita atención, sobretodo en la limpieza de la jaula, alimentación y cuidados durante su reproducción. Consultar con su médico veterinario sobre los cuidados de esta especie e investigar sobre la misma antes de adquirirla, le asegurará mascotas felices y sanas bajo su cuidado.

Por: Dora Dutary – Estudiante Medicina Veterinaria XII Semestre, Centro Veterinario Panamá

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here