Munchkin

De tama√Īo peque√Īo-mediano, el¬†Gato Munchkin¬†se ha convertido en una de las razas m√°s populares debido a su peculiar apariencia f√≠sica. Por su rasgo m√°s caracter√≠stico, este felino es conocido, tambi√©n, como gato de patas cortas. No obstante, no es el √ļnico atributo que lo define, puesto que este adorable gatito tambi√©n destaca por ser muy cari√Īoso, social y activo.

Origen

Aunque la raza de gato Munchkin ha sido reconocida recientemente y se ha popularizado hace relativamente pocos a√Īos, lo cierto es que ya se document√≥ acerca de su presencia¬†a principios de los 40. El doctor H. E. Williams Jones describi√≥ en un informe brit√°nico la aparici√≥n de cuatro generaciones de gatos de patas cortas e indic√≥ en este mismo documento que f√≠sicamente eran similares al resto de gatos, a excepci√≥n de la longitud de sus extremidades. No obstante, este linaje desapareci√≥ durante la Segunda Guerra Mundial y no fue hasta el a√Īo 1956 en Rusia y 1970 en Estados Unidos que no se volvieron registrar nuevos indicios de la existencia de esta raza.

A pesar de los documentos registrados, fue¬†en la d√©cada de los 80, en Rayville, Louisiana (Estados Unidos), cuando la raza Munchkin fue redescubierta oficialmente por Sandra Hockenedel, profesora de m√ļsica, al encontrar a una de estas gatas embarazada. La profesora decidi√≥ adoptarla, ponerle de nombre Blackberry, e¬†iniciar la cr√≠a del gato Munchkin¬†con ella y uno de los cachorros machos de patas cortas que tuvo, Toulouse.

La International Cat Association (TICA) reconoció la raza de gato Munchkin y la incluyó en su programa de desarrollo en septiembre de 1994. La Fédération Internationale Féline (FIFE), en cambio, todavía no la ha reconocido.

Características Físicas

F√≠sicamente, el gato Munchkin se asemeja al resto de razas felinas, ya que la √ļnica diferencia reside en la longitud de sus patas. As√≠, el rasgo f√≠sico m√°s caracter√≠stico del Munchkin es sus¬†cortas patas, siendo las traseras ligeramente m√°s grandes que las delanteras. Tanto es as√≠, que no es extra√Īo ver a los Munchkin apoyados sobre sus patas traseras y mostrando las delanteras recogidas, tal y como hacen los canguros.

Puesto que el √ļnico requisito para considerarse Munchkin es tener las patas muy cortas, esta raza felina¬†acepta todos los colores y rasgos faciales, ya que incluso es posible observar gatos Munchkin con el rostro de un gato Persa, las tonalidades de un gato Siam√©s o el manto del Angora. En este sentido, tambi√©n cabe destacar que encontramos gatos Munchkin de pelo largo, medio y corto. El Munchkin de pelo corto posee una capa de manto afelpada y esponjosa, mientras que el de pelo largo presenta una capa semilargo y sedosa, adaptada a todo tipo de clima.

En cuanto al peso medio del gato Munchkin, los machos suelen oscilar los 3-5 kg mientras que las hembras acostumbran a pesar entre 2 y 4 kg. Debido a este promedio, este felino de apariencia tan adorable y √ļnica est√° considerado como una de las¬†razas de gatos m√°s peque√Īas.

Cabe destacar que, aunque el Munchkin acepta todo tipo de colores y patrones debido a su diversidad gen√©tica, esto no quiere decir que deba ser una versi√≥n miniaturizada de otra raza; se considera Munchkin cuando comprende un¬†gato √ļnico, a pesar de poseer rasgos comunes con otras razas felinas.

Car√°cter

El hecho de poseer unas extremidades tan cortas no convierte al gato Munchkin en un gato lento o torpe, ¬°todo lo contrario!, precisamente este rasgo tan caracter√≠stico ha hecho de √©l un¬†gato √°gil, r√°pido, din√°mico y ligero. El Munchkin es capaz de alcanzar grandes velocidades y alturas, as√≠ como de adentrarse en cualquier hueco o agujero por peque√Īo que parezca.

Por otro lado, esta raza felina destaca por su¬†gran inteligencia y energ√≠a, siendo uno de los gatos m√°s activos, juguetones y cari√Īosos. Adem√°s, el Munchkin es amable, extrovertido y d√≥cil. Tambi√©n es bastante curioso, por lo que siempre est√° buscando la forma de ver qu√© est√° pasando a su alrededor para controlar el entorno y conocer cada uno de los rincones del hogar. Le encanta explorar y aprender cosas nuevas cada d√≠a, de manera que ofrecer nuevos est√≠mulos, juguetes y desaf√≠os es una obligaci√≥n para sus tutores.

Cuidados

El gato Munchkin no requiere cuidados excepcionales ni diferentes a otras razas de gatos. En funci√≥n de su tipo de pelo, deber√° recibir m√°s o menos¬†cepillados semanales, siendo el m√≠nimo recomendado uno o dos a la semana para retirar cualquier nudo que se pueda formar, el pelo muerto y evitar, as√≠, las temidas¬†bolas de pelo. Si el felino tiene el pelo largo, ser√° fundamental llevar a cabo tres o cuatro cepillados semanales, los cuales pueden aumentarse en √©poca de muda. En cuanto al ba√Īo, como ocurre con las dem√°s razas felinas, se deber√° realizar cuando est√© realmente sucio y empleando productos dise√Īados para gatos y adaptados a su manto.

Se colocará el arenero alejado de los cuencos de comida y agua, así como de la cama, para mantener una distancia entre el lugar de descanso y el de hacer sus necesidades. Los gatos son animales muy pulcros y el Munchkin no es una excepción. Así mismo, si en el hogar hay más de un gato, es importante colocar un arenero por gato y uno extra para evitar problemas de conducta y territorialidad. Sobre el tipo de arena, se deberá escoger el preferido del animal, puesto que algunos felinos un sustrato mientras que otros se decantan por otro totalmente distinto. Eso sí, es recomendable evitar las arenas perfumadas.

Dejando a un lado la higiene y centrándonos en los cuidados del gato Munchkin para mantener su estabilidad emocional, es importante ofrecer a esta raza felina juguetes variados, actividades que lo mantengan estimulado física y mentalmente porque, como decíamos, es un gato muy activo e inteligente. Otra forma de cubrir sus necesidades es mediante la educación, y es que el gato Munchkin es capaz de aprender infinidad de trucos, como dar la pata, buscar y traer la pelota, etc. Para lograr los mejores resultados, es necesario emplear el refuerzo positivo, puesto que permite que el animal comprenda lo que está haciendo, cómo debe hacerlo correctamente y, al mismo tiempo, tenga ganas de seguir aprendiendo. A través del castigo solo se consigue potenciar el miedo e, incluso, la agresividad como consecuencia.

Si no se puede ofrecer al gato Munchkin todo el ejercicio y la estimulación que necesita, quizá se deba optar por otra raza felina o gato mestizo.

Salud

El gato Munchkin es un felino, en general, bastante sano, por lo que no suele ser propenso a sufrir ninguna enfermedad específica. A pesar sus características extremidades, tampoco acostumbra a padecer enfermedades genéticas ni hereditarias. Así mismo, tampoco presenta trastornos en la movilidad de sus patas ni tiene antecedentes de problemas articulares o espinales, al contrario, se trata de un gato muy ágil. Eso sí, es preciso cuidar su alimentación, ofreciéndole una de calidad y vigilando las cantidades, ya que como suele suceder con la mayoría de los felinos, podría desarrollar obesidad fácilmente y esto sí perjudicaría gravemente su salud.

Además, sobre todo al adoptar a un gatito Munchkin, es preciso aplicar las vacunas obligatorias, así como desparasitarlo siguiendo las pautas de frecuencia estipuladas por el veterinario.

– Publicidad –

– Publicidad –

© Copyright 2020 | Todos los derechos reservados

Log in with your credentials

Forgot your details?